Un futuro difícil, pero prometedor para la Judicatura

El futuro del Consejo de la Judicatura está lleno de desafíos, pero su presidente Wilman Terán se muestra optimista sobre el camino por delante.

Un futuro difícil, pero prometedor para la Judicatura, Wilman Terán

En una entrevista con A Primera Hora, Terán habló sobre la situación interna del Consejo tras la destitución de dos vocales, el proceso de renovación parcial de la Corte Nacional de Justicia, la polémica por las acciones de protección y las críticas sobre supuesta opacidad en la gestión.

Pese a las divisiones, Terán asegura que los 4 vocales restantes trabajan “con conciencia y responsabilidad” por el servicio a la ciudadanía. Sobre la salida de los vocales Morillo y Barreno, rechazó que haya sido “un golpe” y lo atribuyó a “un tema de mayoría y gobernabilidad”.

Sobre las diferencias con el vocal Fausto Murillo, quien ha criticado públicamente a Terán, el presidente del Consejo dijo que se trata de “alguna ansiedad” y “desesperación” que le pertenece a Murillo.

Terán también se refirió a la buena relación con la Corte Nacional de Justicia, donde antes hubo ruptura con su presidente. Dijo que la relación va “con normalidad” y que no hay “amiguismos”, sino “entrega y mística profunda del servicio”.

Uno de los temas que más preocupa en el Consejo es la renovación parcial de la Corte Nacional de Justicia, que debe realizarse antes del 1 de febrero de 2023 según la Constitución.

Terán denunció intentos de “obstaculizar el irrebatible proceso de renovación” desde ciertos sectores como la Fiscalía. Considera que se trata de un reflejo de que “el sistema posiblemente está afectado y lesionado” ante el inminente cambio en la Corte.

El presidente del Consejo advirtió que pretenden “secuestrar la democracia” y limitar al nuevo gobierno para impedir que cumpla el mandato constitucional de renovar la Corte. Dijo que solo buscan crear “una cortina de humo” ante el proceso que está en marcha.

Sobre el concurso para elegir a los nuevos jueces, Terán defendió la transparencia del procedimiento ante críticas por supuestas irregularidades. Explicó que los vocales no califican, solo aprueban informes técnicos. Sostuvo que cumplen estándares internacionales fijados por la Corte IDH para elegir altas cortes.

El presidente del Consejo manifestó su optimismo de que el proceso no se estanque y culmine antes del 1 de febrero con los nuevos jueces. Dijo que este cambio es necesario independientemente de quién esté al frente del Consejo.

Otro tema delicado es la petición de la Fiscalía para vincular a una investigación por obstrucción a la justicia a Terán y al vocal Javier Muñoz. Si bien Terán minimizó la acusación, dijo que acatarán cualquier decisión judicial con independencia e imparcialidad.

Ante la posibilidad de que el proceso se estanque si son vinculados, Terán insistió en que no debería ocurrir y que están cumpliendo un mandato constitucional que va más allá de cualquier autoridad.

El presidente del Consejo también rechazó señalamientos de opacidad en la gestión de la Judicatura. Destacó logros como la mayor ejecución presupuestaria, el incremento de jubilaciones, la reducción de trámites represados y la lucha contra el abuso de acciones de protección.

Pese a los cuestionamientos y acusaciones, Terán se mostró firme en seguir adelante con las reformas necesarias para renovar y depurar la Función Judicial. Concluyó que, más allá de intereses particulares, prevalecerá el compromiso superior con la Constitución y el pueblo ecuatoriano.

Fuente: A Primera Hora | prensa.ec

Virtono

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.