Sebastián “El Zuko” Carrasco se prepara para un nuevo desafío: escalar El Capitán

El Capitán es una pared vertical de 914 metros que se encuentra en el Parque Nacional Yosemite en el estado de California, Estados Unidos. Es considerado un “big wall” al ser una pared que toma bastante tiempo en escalarla. La primera vez, los excursionistas demoraron alrededor de 47 días. Hoy en día, el promedio de tiempo es de 3 días.

La parte más empinada de la montaña tiene un desnivel de 1000 metros. Varias historias se cuentan en esta montaña que han sido de inspiración para muchos deportistas en el mundo como la que se cuenta en el documental estadounidense “Free Solo” donde Alex Honnold realizó la escalada en estilo libre, sin cuerdas ni protección.

Sebastián Carrasco sufrió un accidente en el año 2015 que lo obligó a continuar su vida en una silla de ruedas debido a una lesión grave en su región cervical. Clínicamente, Zuko es considerado cuadrapléjico, ya que perdió movilidad de sus piernas y no logró recuperar el 100% de fuerza en sus brazos. Sin embargo, esto nunca lo detuvo.

Luego de su ascenso al Kilimanjaro, la montaña más alta de África en el 2019, y de su hazaña en el Cayambe en 2021 y en el Cotopaxi el año pasado, se planteó un nuevo reto: escalar el Capitán.   

El Capitán ha sido escalado anteriormente por otros atletas con discapacidad. La primera persona en hacerlo fue alrededor de los 90’s. “Conocí esta historia a través de un amigo no vidente llamado Erick. Sin embargo, luego de mi accidente nunca lo vi como un proyecto posible. Es algo que físicamente será mucho más duro a comparación de mis anteriores retos. Estimo que me tomará cerca de 6 días, esto implica dormir colgado, comer colgado, etc.” comenta Zuko.

El deportista ecuatoriano lleva entrenando más de un año en muros de escalada situados en la ciudad y piensa cumplir este sueño con un grupo de 8 amigos que cuentan con la experiencia necesaria y serán de apoyo, pues Zuko deberá plantear una estrategia que pondrá al límite su fuerza al realizar esta escalada solo con sus brazos debido a su discapacidad.

El viaje está programado hacerlo el 25 de septiembre que estarán en otoño que es una época estacional un poco fría, pero en verano es peor al estar ubicado en un valle. El ascenso empezará en los primeros días de octubre.

Fuente: Cristina Alvarez

Virtono

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *