Retos y oportunidades de la migración venezolana en el mercado laboral

Con más de medio millón de personas, Ecuador es el tercer país receptor de migrantes venezolanos a escala mundial, según datos de la plataforma de coordinación de Naciones Unidas, ubicándose detrás de Colombia y Perú. Este flujo migratorio desencadena una serie de desafíos, ya que la mayoría de personas se encuentran en una situación irregular, lo que obstaculiza su capacidad para construir un futuro próspero en el país.

Retos y oportunidades de la migración venezolana en el mercado laboral

Esta situación pone de relieve la importancia de reconocer la movilidad humana como un derecho fundamental por la legislación Internacional, abarca la libertad de migrar o buscar asilo en otro país para encontrar mejores condiciones de vida o seguridad. Sin embargo, el estado físico y mental en que llegan estas personas es a menudo precario, dado que la mayoría ingresa por caminos irregulares, controlados por traficantes de personas. Las estadísticas muestran que, durante este tránsito, el 8% de las mujeres son víctimas de trata de personas, ya sea con fines de explotación sexual, trabajo forzado o mendicidad.

Efectos de la migración

Los efectos de la migración se hacen sentir con fuerza, especialmente entre las personas venezolanas, quienes enfrentan desafíos significativos debido a su situación económica y las dificultades para obtener documentos en su país de origen. Esta realidad a menudo los empuja a aceptar empleos en condiciones desfavorables, lo que contribuye a una creciente desigualdad laboral.

Política migratoria

De conformidad con la normativa migratoria vigente en Ecuador, se establece que la participación de extranjeros en el ámbito laboral formal del país requiere la obtención de visas de trabajo correspondientes. Sin embargo, se observa que algunos ciudadanos extranjeros carecen de los requisitos necesarios para la adquisición de dichas visas, ya sea debido a su ingreso irregular al territorio ecuatoriano o a su condición de refugiados en proceso de regularización migratoria.

Cabe destacar que el proceso de obtención de visas de trabajo, así como cualquier otra categoría de visa, conlleva tiempos de espera significativos, lo cual puede generar obstáculos adicionales para aquellos que buscan integrarse legalmente en el mercado laboral del Ecuador.

La política migratoria reciente ha enfrentado desafíos, pero Ecuador está respondiendo de manera proactiva. La fluctuación en la apertura de fronteras ha permitido que extranjeros ingresen en diversas condiciones migratorias. En este contexto, el Estado ha intervenido para regular el acceso al territorio nacional, reconociendo el desafío que representa gestionar flujos migratorios. Para abordar estas necesidades, se lanzó la Visa de Residencia Temporal de Excepción (VIRTE). Esta iniciativa ofrece una oportunidad positiva para que extranjeros de todos los países, que ingresaron regularmente, pero ahora se encuentran en situación migratoria irregular, puedan regularizarse y contribuir plenamente a la sociedad ecuatoriana

Oportunidades

De acuerdo con un estudio del Grupo Banco Mundial, asignar trabajos adecuados a la fuerza laboral venezolana podría aumentar el PIB del país en un 2%. Esta oportunidad es relevante, dado que Ecuador está transformando el desafío migratorio en una oportunidad mediante la regularización para la integración socioeconómica, lo que impulsa el crecimiento económico. Además, la mayoría de migrantes venezolanos cuenta con un nivel educativo secundario.

En este contexto, proyectos como INTEGRA buscan reducir las vulnerabilidades de los migrantes y refugiados, así como de las comunidades de acogida, fomentando la integración y la inclusión social. Esto permite aumentar la resiliencia y superar la crisis económica y social provocada por la pandemia en Ecuador. En la etapa actual del proyecto, el enfoque está en atender a la población venezolana en situación de movilidad y crear una serie de actividades para mitigar la xenofobia en la población; creando mayor  reflexión a través de formaciones y talleres de sensibilización dirigido a periodistas, estudiantes de Comunicación, líderes de opinión y sociedad en general.

En la misma línea, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en Ecuador desempeña un papel crucial en el diseño de políticas públicas y el fortalecimiento de iniciativas para la inclusión social y laboral de la población migrante. Este apoyo técnico se centra en la construcción participativa de políticas y ordenanzas, así como en la prestación de atención integral.

Así también, la colaboración coordinada entre los actores clave es fundamental para superar los desafíos laborales que enfrentan los migrantes en Ecuador, garantizando una transición efectiva a la economía formal y la protección de sus derechos fundamentales.

Fuente: Diana Torres

Virtono

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.