Prevención del suicidio: un problema que nos concierne a todos

La complejidad detrás de una decisión extrema

El suicidio es un problema complejo que puede afectar a cualquier persona, independientemente de su estatus socioeconómico o aparente éxito personal. Así lo explicó la psicóloga clínica Carolina Espinoza Jara, del Centro Psicoterapéutico ANZUS, en diálogo con nuestro medio.

“Detrás de la decisión de quitarse la vida hay factores biológicos, psicológicos y sociales”, señaló la especialista. Entre ellos, destacó la presencia de enfermedades mentales como la depresión o el trastorno bipolar, que alteran químicamente el cerebro.

Sin embargo, advirtió que también inciden las experiencias traumáticas de la infancia y juventud, que pueden dejar “huellas emocionales” imborrables. “Incluso lo que siente la madre durante el embarazo impacta al bebé”, agregó.

Identificar señales, prevenir tragedias

La psicóloga enfatizó que, muchas veces, el entorno del suicida no logra reconocer las señales. “No existen indicadores muy claros en la mayoría de los casos”, reconoció. Aún así, mencionó cambios de conducta que deberían encender las alarmas: irritabilidad extrema, aislamiento social, alteraciones del sueño y la alimentación.

“Es vital que la sociedad se eduque para detectar estas alertas naranjas y rojas”, subrayó. Y agregó: “Debemos conectar con quienes nos rodean, indagar cómo se sienten, qué necesitan. Ese vínculo emocional puede salvar vidas”.

En caso de identificar riesgo suicida en un allegado, Espinoza Jara recomendó buscar ayuda profesional especializada. “Tanto la medicación psiquiátrica como la psicoterapia son claves para la recuperación”, concluyó.

Prevenir el suicidio está en nuestras manos. Sea empático y atento con quienes ama, puede marcar la diferencia.

Fuente: Portadas | prensa.ec

Virtono

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *