No le temas a las frituras: aprende cómo freír de manera correcta y deliciosa

Las frituras, a menudo consideradas un placer culposo, pueden convertirse en una experiencia culinaria sublime si se dominan las técnicas adecuadas. ¿Quién dijo que la fritura debía ser sinónimo de pesadez y exceso de aceite? El reconocido chef Fabricio Medina, vocero de aceite “El Cocinero”, nos comparte algunos tips para transformar las frituras en auténticas delicias gastronómicas y de esta manera disfrutar sin remordimientos.

No le temas a las frituras: aprende cómo freír de manera correcta y deliciosa

1. Elige el aceite adecuado

El experto en gastronomía recomienda el aceite vegetal, como el ideal para freír alimentos. Según Medina, “este tipo de aceite, como El Cocinero, es muy diverso al momento de utilizarlo en diferentes preparaciones, ya sean terminados, cocciones o frituras“. Además, tiene un alto punto de humo, lo que significa que puede alcanzar temperaturas más altas sin cambiar sus propiedades y evitando la oxidación del aceite. Esto es esencial para obtener alimentos fritos crujientes por fuera y tiernos por dentro, sin que el aceite se vuelva rancio o desprenda sabores desagradables.

2. Mantén la temperatura adecuada y ten listos los implementos necesarios

Para garantizar una fritura perfecta, es crucial mantener la temperatura del aceite dentro de un rango adecuado. Medina recomienda una temperatura de 170 a 190 grados centígrados, y controlar la temperatura permanentemente, para evitar que los residuos permanezcan dentro del aceite y descartar un aroma a quemado. Además, para que la fritura sea mucho más óptima, no debemos olvidar los implementos necesarios, como tener un sartén hondo, una espumadera o cucharón de huecos. Estos accesorios son lo más importante al igual que el aceite, de acuerdo a los tips del chef.

Para lograr una fritura uniforme y completa, el alimento debe sumergirse completamente en el aceite caliente. Un recipiente profundo proporciona el espacio necesario para sumergir el alimento sin que se desborde el aceite y para prevenir salpicaduras. “Este tipo de recipiente retiene mejor el calor, lo que ayuda a mantener la temperatura del aceite más estable durante el proceso de fritura. Esto es crucial para garantizar que los alimentos se cocinen de manera uniforme y se obtenga una textura crujiente en el exterior mientras se mantiene la jugosidad en el interior”, añade Medina.

3. Prepara tus alimentos adecuadamente

Una vez que ya tienes una idea previa antes de la cocción, se debe evitar que los alimentos que se vayan a freír estén húmedos o con exceso de líquido, ya que esto puede causar un fuerte cambio de temperatura. Además, el chef recomienda tener en cuenta la cantidad exacta de alimento para mantener una temperatura controlada.

4. Técnica especial para una fritura más crujiente: Limón

El chef recomienda utilizar un medio ácido como el limón para obtener mayor crocancia en los alimentos. El ácido presente en el limón puede interactuar con los almidones en la superficie de los alimentos, generando una reacción química que ayuda a crear una capa más crujiente durante el proceso de fritura. Esta capa exterior crujiente proporciona además una textura deliciosa y satisfactoria al comer.

5. Escurre el exceso de grasa

Por último, una vez que has logrado el objetivo, deja reposar los alimentos fritos en una bandeja con papel absorbente o en una bandeja de huecos para que el aceite se escurra correctamente.

Fuente: Raquel Cevallos M. / TAKTIKEE

Virtono

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.