Mejora tu rutina de cuidado de la piel en este nuevo año

El inicio del nuevo año generalmente se acompaña del planteamiento de nuevos propósitos destinados a impulsar nuestra salud y bienestar a largo plazo. Sentirnos cómodos con nosotros mismos está estrechamente vinculado a vernos bien, por lo que aspiramos a envejecer de manera saludable para preservar nuestra calidad de vida a lo largo del tiempo.

Mejora tu rutina de cuidado de la piel en este nuevo año

Los signos visibles del envejecimiento pueden representar desafíos, ya que la piel de las mujeres experimenta múltiples transformaciones debido a cambios hormonales, genéticos y ambientales. Por ello, Laura Chacón-Garbato, esteticista licenciada y directora de Educación en Nutrición en Herbalife, comparte a continuación cinco consejos sencillos que pueden ayudarnos a mantener una rutina adecuada de cuidado de la piel:

Limpieza con suavidad: Evita el agua excesivamente caliente que irrita la piel frágil. En su lugar, usa agua tibia y un limpiador suave, sin sulfatos por la mañana. Esto puede ayudar a retirar cualquier residuo nocturno, sin quitar los aceites naturales de la piel. Además, busca ingredientes como el Aloe vera, muy conocido por sus propiedades de restauración y alivio. El aloe también ayuda a minimizar la sequedad de la piel. 

Usa un sérum antioxidante: Los sérums pueden otorgar hidratación adicional que es fundamental para el envejecimiento de la piel. Busca sérums con vitaminas B3, C y E. Las vitaminas antioxidantes C y E ayudan a neutralizar el efecto oxidativo de los radicales libres, que son las moléculas impredecibles que dañan el colágeno y hacen que la piel se seque y arrugue. Estas vitaminas más el betacaroteno neutralizan los radicales libres. 

Elije una crema humectante con factor de protección solar de amplio espectro: A medida que la piel envejece, se afina y es mucho más vulnerable y sensible a la exposición de los rayos solares UV. Aplica una crema humectante con protección solar de amplio espectro no solo para proteger la piel de la exposición UV habitual, sino también para aportarle propiedades humectantes para que se sienta más suave y tersa. El factor de protección solar de amplio espectro la protege de la exposición a los rayos UVA, que no se sienten ni ven, y la exposición a los rayos UVB que pueden ocasionar quemaduras en la piel. Ambos dañan la piel y producen la rotura acelerada de colágeno, arrugas e hiperpigmentación. Si estás al sol durante todo el día, deberías considerar otras medidas de protección, tales como usar sombrero y anteojos de sol.

Exfoliar dos veces por semana: A medida que envejecemos, la renovación celular es más lenta. Afortunadamente, la exfoliación manual puede ayudar a tener una piel saludable en minutos. La exfoliación ayuda a retirar las células muertas de la superficie de la piel y promueve la renovación celular. Asegúrate de usar un producto de exfoliación suave con ingredientes como granada y frutos del bosque. Se recomienda usar productos testeados dermatológicamente por seguridad y eficacia.

Consumir colágeno hidrolizado: Después de los 20, una persona produce cerca de 1% menos de colágeno en la piel por año. Durante la menopausia, ese índice aumenta a cerca del 2%. Tomar colágeno hidrolizado ayuda a que la piel envejezca con hermosura. El colágeno hidrolizado funciona por dentro y por fuera como soporte de la estructura de la piel. Puede estimular la producción de colágeno. Esto puede dar soporte a la elasticidad de la piel y reducir el aspecto de las arrugas. Para obtener mayores beneficios, algunos productos también contienen antioxidantes y minerales que ayudan a tener uñas y cabello saludables.

Fuente: Paola Piedra / HERBALIFE

Virtono

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.