Llega la decimonovena (19) edición de la Vuelta Al Cotopaxi Suzuki Vitara

La Vuelta al Cotopaxi es un desafío “fuera de lo común”. Se trata de una carrera en bicicleta de montaña que desafía tanto física como mentalmente a sus competidores, pues atraviesa lugares inhóspitos y muchos de ellos inaccesibles, mientras ponen su rendimiento y capacidad a prueba, por el desafío de la altura y las adversidades del clima.

Los competidores deben formar equipos de 2 integrantes y completar el recorrido juntos por caminos y senderos alrededor del Volcán Cotopaxi en 2 etapas (una por día) con un campamento general entre cada etapa. El espíritu de la carrera es generar un espacio donde los ciclistas compartan, trabajen en equipo y disfruten de una prueba exigente, pero que al mismo tiempo les permita conocer, disfrutar, valorar y aprender a respetar los espacios naturales y las condiciones en la montaña.

El campamento general es un espacio en donde los 400 ciclistas intercambian experiencias, recargan fuerzas y salen de su rutina. Este año será en la zona de Alaquez a una altura de 3100 metros por lo que es más confortable para recargar fuerzas. La carrera contará con servicio de comidas incluidas, masajes, mecánica de bicicletas, café y transporte de las maletas de todos los corredores.

Pese a las dificultades de los terrenos y la condición climática, la organización ha previsto contar con todos los servicios para brindar seguridad en ruta y asistencia con médicos preparados para rescates en terrenos agrestes en caso de necesitarlo. Además, se contará con un asistencia de primeros auxilios en el lugar de Salida y en el Campamento General y varios paramédicos en el recorrido.

“Lo que buscamos en la Vuelta al Cotopaxi es que los participantes vivan una experiencia muy especial. Darle la vuelta al Volcán Cotopaxi es algo único y cada año la ruta tiene variaciones que la hacen distinta y divertida. Es una carrera de resistencia, donde hay que ir regulando las fuerzas para completar las 2 etapas y finalmente el trayecto. Los caminos, senderos y paisajes son únicos. Eso hace que esta competencia sea un reto maravilloso y una experiencia de vida. Ponemos mucho énfasis en que todos los detalles sean previstos y que los corredores puedan disfrutar al máximo la ruta y el campamento. Eso hace que la Vuelta al Cotopaxi tenga ya 19 años y siga con mucha fuerza.” afirma Santiago López de Proyecto Aventura.

Fuente: Cristina Alvarez

Virtono

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *