La Isla Fantasma de Japón: Un Viaje a la Historia y el Futuro de Hashima

Descubre la fascinante historia detrás de la isla abandonada de Hashima, también conocida como Gunkanjima, y cómo su legado sigue influenciando la actualidad

La Isla Fantasma

Ubicada a 20 kilómetros del puerto de Nagasaki, Hashima Island, también conocida como Gunkanjima, es una isla fantasma que ha sido abandonada desde 1974. Sin embargo, su historia es fascinante y su legado sigue siendo relevante en la actualidad. En este artículo, exploraremos la historia detrás de esta isla, su desarrollo industrial y su actual estado como Patrimonio de la Humanidad.

Hashima Island, también conocida como Gunkanjima, es una isla de 6,3 hectáreas que pertenece a Japón y es una de las quinientas cinco islas deshabitadas de la Prefectura de Nagasaki. La isla tiene una superficie de 480 metros de largo y 150 metros de ancho y se encuentra a unos veinte kilómetros del puerto de Nagasaki. Fue habitada por los trabajadores de la mina de carbón y sus familias desde 1887 hasta 1974, cuando la mina fue cerrada debido a la disminución del consumo de carbón en beneficio del petróleo.

La Isla Fantasma

La historia de Hashima comienza en 1887 cuando se descubrió una veta de carbón en el subsuelo marino, a unos doscientos metros por debajo del nivel del mar. La explotación industrial se inició en 1890, cuando Mitsubishi compró y habilitó la isla para explotarla. La isla se convirtió en un importante centro de extracción de carbón, y su población alcanzó un máximo de 5,300 personas en su apogeo.

Sin embargo, la isla fue abandonada en 1974 cuando la mina fue cerrada. Durante décadas, la isla se dejó a merced de los elementos, convirtiéndose en un lugar desolador y abandonado. Sin embargo, en 2009, la isla fue abierta a los turistas, y en 2015, fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco dentro del grupo de “Sitios de la revolución industrial de la era Meiji en Japón: siderurgia, construcciones navales y extracción de hulla”.

Fuente: prensa.ec

Virtono

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.