La crisis de seguridad en Ecuador: ¿Hay luz al final del túnel?

Xavier Santos, Ex Gobernador de Manabí, analiza las causas y consecuencias de la ola de violencia que azota al país.

Xavier Santos, Ex Gobernador de Manabí,

En medio de una crisis de seguridad sin precedentes, Ecuador se enfrenta a un desafío colosal. Las bandas delincuenciales, el narcotráfico y la corrupción han sumido al país en un espiral de violencia y temor. Xavier Santos, Ex Gobernador de Manabí, comparte su perspectiva sobre esta situación crítica y las medidas necesarias para recuperar la paz y la estabilidad.

La crisis de seguridad en Ecuador ha alcanzado niveles alarmantes, con una tasa de homicidios que supera los 47 por cada 100.000 habitantes. Según Xavier Santos, esto se debe principalmente a la economía criminal impulsada por el narcotráfico y la corrupción, que mueven miles de millones de dólares al año.

“El negocio del narcotráfico mueve más de 50.000 millones de dólares en Ecuador, más que el presupuesto general del Estado de 36.000 millones de dólares”, afirma Santos. “Ahí es donde debe enfocarse la lucha, atacando directamente la economía criminal y la corrupción que mueve cerca de 5.000 millones de dólares anuales.”

Xavier Santos, Ex Gobernador de Manabí,

La falta de oportunidades laborales y la depresión económica han contribuido a esta crisis. Santos señala que “cerca de dos millones de personas tienen un empleo adecuado, mientras que el resto se encuentra en el empleo inadecuado o la informalidad, y más de 350.000 personas han sido despedidas de sus trabajos formales”.

Además, la polarización política ha impedido una respuesta coordinada y efectiva. “Desde el 2018, si estás en contra del gobierno, te tildan de ‘correísta’ o ‘anti-correísta’. Debemos dejar de lado estas polarizaciones y unirnos en la lucha contra la inseguridad”, enfatiza Santos.

En Manabí, la situación es particularmente grave. Santos lamenta que “no se ve un plan efectivo para abordar las particularidades de la provincia. Las bandas criminales se están apropiando de espacios públicos, causando una percepción de inseguridad generalizada”.

A pesar de los esfuerzos del gobierno, Santos cuestiona la falta de transparencia en el uso de los recursos destinados a combatir el crimen organizado. “No vemos información de primera mano sobre dónde se están invirtiendo los recursos recaudados, como el incremento del IVA al 15%”, afirma.

Sin embargo, Santos mantiene la esperanza de que las próximas elecciones en 2025 permitan corregir el rumbo. “Tenemos la oportunidad de traer propuestas positivas y escuchadas que aborden esta crisis de manera integral”, concluye.

La crisis de seguridad en Ecuador es un desafío complejo que requiere una respuesta coordinada y multifacética. Combatir la economía criminal, generar oportunidades económicas y fomentar la unidad política son pasos cruciales para recobrar la paz y la estabilidad en el país.

Fuente: portadas – prensa.ec

Virtono

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.