FAO y Brasil inician nuevo ciclo de cooperación en alimentación escolar en la región

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Agencia Brasileña de Cooperación (ABC) y el Fondo Nacional de Desarrollo de la Educación (FNDE) llevaron a cabo el evento internacional “La alimentación escolar en América Latina y el Caribe: trayectoria y perspectivas”, los días 13 y 14 de noviembre en la ciudad de Brasilia, Brasil.

FAO y Brasil inician nuevo ciclo de cooperación en alimentación escolar en la región

El objetivo fue presentar los resultados e impactos de la cooperación internacional en alimentación escolar desarrollada hace 14 años para América Latina y el Caribe en el marco del Programa de Cooperación Internacional Brasil – FAO.

Se presentó un balance de las actividades y logros de esta colaboración internacional, además de promover el diálogo entre los países sobre los próximos pasos en la región, con la expansión de las actividades y de los países que forman parte de la Red de Alimentación Escolar Sostenible (RAES), para un nuevo ciclo de cooperación 2024 – 2027.

El encuentro contó con la participación de representantes de gobiernos de 20 países de la región, incluyendo directores de programas de alimentación escolar, viceministros de educación y técnicos. Participaron: Belice, Brasil, Chile, Cuba, El Salvador, Ecuador, Guatemala, Guyana, Jamaica, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Uruguay y Venezuela, además de representantes de CARICOM y CELAC/SAN.

Cooperación Brasil – FAO en América Latina y el Caribe

Con apoyo del Programa de Cooperación Internacional Brasil – FAO, seis países – Bolivia, Ecuador, Guatemala, Honduras, Panamá y Paraguay – aprobaron sus leyes de alimentación escolar siguiendo el ejemplo de Brasil. Además, más de 30 000 profesionales de diversos países fueron capacitados a través de numerosas acciones presenciales y virtuales; y más de 9 000 agricultores familiares de la región se han incorporado a los programas de alimentación escolar mediante la compra de su producción.

La cooperación impulsa la política de alimentación escolar desde la perspectiva del derecho humano a una alimentación adecuada y beneficia a más de 80 millones de estudiantes latinoamericanos y caribeños.

La metodología de Escuelas Sostenibles, fruto de esta cooperación, ha sido adoptada por 23,000 escuelas en América Latina y el Caribe, promoviendo la cobertura universal de la alimentación escolar, hábitos saludables, la implementación de acciones de educación alimentaria y nutricional, y el consumo de alimentos frescos de la agricultura familiar.

El proceso propuesto por la metodología involucra la articulación regional al reunir a funcionarios públicos de varios niveles de gobierno, directores de escuelas, nutricionistas y diversos profesionales de la comunidad escolar de los países de la región inmersos en esta cooperación.

Red RAES

La Red, creada en 2018 por el gobierno de Brasil con el apoyo de la FAO, cuenta actualmente con la participación de 21 países de la región. El objetivo es apoyar a los países de América Latina y el Caribe en la implementación y reformulación de programas de alimentación escolar desde la perspectiva del acceso y la garantía del derecho humano a una alimentación adecuada. La iniciativa también busca contribuir al logro de las metas de la Década de Acción de las Naciones Unidas sobre la Nutrición 2016 – 2025 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Combate al hambre y la malnutrición 

La alimentación escolar es una política pública estratégica en la lucha contra la inseguridad alimentaria y la malnutrición en el mundo. En América Latina y el Caribe, según datos de la FAO de 2022, el retraso en el crecimiento infantil afecta a 5,7 millones de niños menores de cinco años en la región (11,5%). Además, es importante recordar que es especialmente prevalente en niños cuyas madres pertenecen a los estratos de ingresos más bajos y no han recibido educación formal. De manera similar, el sobrepeso afecta a 4,2 millones de niños menores de cinco años (8,6%), lo que equivale a 3 puntos porcentuales por encima del promedio global.

En este contexto, los programas de alimentación escolar ofrecen beneficios como la mejora de la nutrición y la salud de millones de niños, adolescentes y jóvenes; la reducción del absentismo escolar, que es frecuente en niños de familias vulnerables; y la garantía de mejores condiciones de desarrollo cognitivo. Además, las políticas de alimentación escolar, en asociación con las compras locales de productos de la agricultura familiar, desempeñarán un papel central en la propuesta brasileña de discutir, en el marco del G20 en 2024, la creación de una Alianza Global contra el Hambre y la Pobreza.

Ecuador

En Ecuador, entre las principales estrategias e impacto de esta asistencia técnica brindada por FAO se destaca la promulgación en 2020 de la Ley Orgánica de Alimentación Escolar (LOAE), la cual garantiza el derecho a la alimentación y nutrición de manera sostenible, a través, de la inclusión de alimentos naturales, frescos, variados y con pertinencia cultural. 

Adicionalmente, se asiste en la implementación de un nuevo modelo de gestión del Programa de Alimentación Escolar (PAE), en el marco de la LOAE, por medio de la metodología de “Escuelas Sostenibles” en 5 cantones piloto, el cual consiste en poner en práctica 7 componentes de manera articulada entre los gobiernos nacional y locales para garantizar el derecho a la alimentación saludable de las niñas, niños y adolescentes, vigilar su desarrollo óptimo y dinamizar la economía local. Se resalta también, el aporte a la sociedad con las Guías Alimentarias Basadas en Alimentos (GABA), las mismas que orientan a la población a elegir y a consumir alimentos locales, saludables y culturalmente apropiados para mantener un óptimo estado de salud. Las GABA promocionan la actividad física, el consumo de agua segura, el rol de la agricultura familiar campesina y la pesca artesanal, y el derecho a la información del consumidor.  

Finalmente, se impulsa el “Curso para el fortalecimiento del Programa de Alimentación Escolar Sostenible en Ecuador”, que tiene como finalidad fortalecer las capacidades y brindar herramientas para la formación a nivel nacional de docentes en la planificación e implementación de proyectos y/o acciones con enfoque en Educación Alimentaria y Nutricional (EAN) y alineadas a las GABA del Ecuador. Con la implementación del curso virtual se busca capacitar a aproximadamente 105 000 mil docentes a nivel nacional. 

Fuente: Maria Benedetta Calvelli / Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura 

Virtono

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.