¿Es posible dejar de vivir agotados?

Vivir agotados en la sociedad actual ha pasado a ser una norma común. El estrés constante, la fatiga crónica y la sensación de sobrecarga son cada vez más frecuentes en nuestra sociedad. El avance tecnológico ha traído consigo cambios en las vidas de las personas unas buenas y otras que pueden resultar en estrés y agotamiento crónico. ¿Qué factores explican este agotamiento social?

Uno de los factores más influyentes en el agotamiento de las personas es la sobrecarga de información que actualmente poseemos. El Dr. Víctor Renobell, Coordinador del Grado en Ciencias Políticas y Gestión Pública de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), señala que estamos actualmente vivimos en la sociedad postmoderna saturada de información, en comparación con lo que alguien podría haber recibido en toda una vida hace 50 años. Al estar constantemente atentos a discernir la información relevante y autentica de las falsas, genera un estado de agotamiento en las personas y también de desinformación, generando estrés, inseguridad e incluso desorientación. Además, la transición de comunidades rurales a entornos urbanos también ha influido en el agotamiento, ya que existe una mayor densidad poblacional en las ciudades, incrementando la demanda de viviendo y disminuye el tamaño de las viviendo. Incluso se ha incrementado la búsqueda del disfrute de más servicios generando un problema de estrés.

La evolución tecnológica y el mundo laboral también desempeñan un papel crucial en el agotamiento. Actualmente vivimos en una sociedad en donde predomina la inseguridad ya sea por la inestabilidad laboral, el ritmo acelerado de vida, la necesidad constante de adaptación o la inseguridad, generando enfermedades que afectan al sistema inmunológico.  Muchas personas utilizan el positivismo dentro de su vida para mitigar con el estrés y el agotamiento crónico. Sin embargo, algunos expertos argumentan que no aborda las causas profundas.

¿Cómo podemos enfrentar este agotamiento? El Dr. Víctor Renobell propone estrategias que incluyen tener un equilibrio entre trabajo y vida personal. Además, destaca que es importante tener hábitos saludables y manejo del estrés individualmente. A nivel social, las instituciones y servicios públicos deben atender el impacto del estrés en la salud mental y física. Educar sobre gestión del estrés y promover ambientes de trabajo saludables son clave. El agotamiento actual requiere un enfoque completo, considerando factores individuales y estructurales. En un mundo en constante cambio, enfrentar el agotamiento y recuperar bienestar y equilibrio es esencial.

Fuente: Diana Carrera

Virtono

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *