Diabetes y pérdida auditiva: todo lo que necesitas saber

Respecto al Día Mundial de la Diabetes, que se conmemora el 14 de noviembre de cada año y durante todo el mes de noviembre, es importante reflexionar sobre la relación entre esta enfermedad y la pérdida súbita de audición. En los últimos años ha habido un interés creciente en este sentido, lo que ha generado varias investigaciones. Por ejemplo, un estudio realizado por el Centro Nacional de Investigación para la Rehabilitación Auditiva de Estados Unidos encontró que las personas con diabetes tienen el doble de probabilidades de sufrir pérdida auditiva.

Diabetes y pérdida auditiva: todo lo que necesitas saber

Por otro lado, según la Organización Panamericana de la Salud, “aproximadamente 62 millones de personas en las Américas (422 millones de personas en todo el mundo) tienen diabetes, la mayoría vive en países de ingresos bajos y medios, y 244.084 muertes (1,5 millones en todo el mundo) se atribuyen directamente a la diabetes cada año. Tanto el número de casos como la prevalencia de diabetes han aumentado constantemente durante las últimas décadas”.

Otro estudio realizado por el Centro de Referencia Terciario de Seúl (Corea del Sur) encontró que la diabetes no parece influir en el pronóstico de la sordera súbita. Sin embargo, señaló que aunque los pacientes diabéticos experimentan una pérdida auditiva más grave y requieren hospitalización más prolongada, otros factores como la edad, el sexo y el nivel de audición inicial pueden desempeñar un papel importante en el pronóstico de esta afección.

En este contexto y con el objetivo de sacar a la luz la relación entre diabetes y pérdida auditiva, GAES comparte un análisis de las implicaciones clínicas de la diabetes en el tratamiento de la pérdida auditiva neurosensorial súbita y recomendaciones para una mejor prevención y tratamiento.

Relación entre diabetes y pérdida auditiva:

  • La diabetes y la pérdida auditiva han sido objeto de estudio durante años y las investigaciones continúan arrojando luz sobre su conexión. Se ha demostrado que la pérdida de audición es un 50% mayor en pacientes diabéticos que en aquellos sin diabetes, mientras que los prediabéticos muestran una tasa de pérdida de audición un 30% mayor. Aunque ambas condiciones comparten factores de riesgo como la edad y la genética, su relación es compleja y multifactorial.
  • Las causas de esta relación son diversas. Por ejemplo, la resistencia a la insulina y la hiperglucemia, características de la diabetes, pueden afectar la función de las mitocondrias presentes en la estría vascular del oído interno, provocando problemas de audición.
  • Además, la microangiopatía y otros factores de riesgo cardiovascular asociados con la diabetes tienen un impacto en la microvascularización de la estría vascular, lo que puede provocar pérdida de audición. Esta conexión se ha observado particularmente en la etiología vascular de la sordera súbita.

Síndromes que asocian diabetes y pérdida auditiva:

  1. Síndrome MIDD:
  2. Es una variante poco común de la diabetes heredada de la madre.
  3. Se debe a una mutación en el ADN mitocondrial.
  4. Afecta alrededor del 0,5% al 2,8% de los casos de diabetes.
  5. Generalmente se manifiesta de manera leve en adultos jóvenes, alrededor de los 40 años.
  6. La pérdida de audición es una característica distintiva que suele ocurrir antes de los síntomas de la diabetes.
  7. Puede estar asociada con otros problemas como miocardiopatía, trastornos cardíacos, problemas visuales y síntomas neuropsiquiátricos.
  1. Síndrome de Alström:
  2. Es un trastorno raro con diversos síntomas.
  3. Incluye distrofia de conos y bastones, pérdida de audición, obesidad, resistencia a la insulina, diabetes, miocardiopatía dilatada, enfermedad renal y disfunción hepática.
  4. Requiere un enfoque multidisciplinario para diagnóstico y tratamiento debido a su complejidad.
  1. Síndrome de Wolfram:
  2. Un síndrome poco común que combina diabetes juvenil, sordera, atrofia óptica y manifestaciones neurológicas.
  3. Su pronóstico es sombrío, con una esperanza de vida promedio de 39 años.
  4. La insuficiencia respiratoria es la causa principal de muerte, resaltando la gravedad de la enfermedad.
  1. Sordera neurosensorial repentina:
  2. Relacionada con un síndrome de hiperviscosidad sanguínea en personas con diabetes.
  3. Desafía el diagnóstico y tratamiento de la pérdida auditiva en pacientes diabéticos.
  4. Se necesita más investigación para comprender mejor y prevenir esta condición.

La relación entre diabetes y pérdida auditiva es un tema complejo que requiere investigación continua. A pesar de las correlaciones observadas, queda por determinar si la pérdida auditiva está directamente asociada con la diabetes o si otros factores son los principales responsables. En última instancia, el control adecuado de la diabetes y la glucemia siguen siendo cruciales para prevenir complicaciones, incluida la pérdida de audición. La diabetes y la pérdida auditiva son dos problemas de salud comunes que merecen una atención integral y una mayor comprensión.

Recomendaciones para personas con diabetes respecto a su cuidado auditivo:

La pérdida de audición no se puede revertir; Sin embargo, Marilia Costa, fonoaudióloga de GAES, sugiere seguir estos consejos:

  • Mantenga sus niveles de azúcar en sangre lo más cerca posible de sus valores objetivo.
  • Hágase un control de audición todos los años.
  • Evite otras causas de pérdida auditiva, incluidos los ruidos fuertes.
  • Pregúntele a su médico si alguno de los medicamentos que está tomando puede dañar su audición y qué otras opciones hay disponibles.
  • Debería hacerse un examen de audición tan pronto como descubra que tiene diabetes, y esto debería ser un hábito habitual.
  • Incluya pruebas de audición en su calendario de atención de la diabetes. Si cree que tiene pérdida auditiva, hable con su médico. Su médico puede ayudarle a decidir si debe consultar a un especialista en audición.

La pérdida de audición puede resultar frustrante para usted y su familia y afectará su vida social. Mantener sus niveles de azúcar en sangre dentro de su rango objetivo y proteger su audición lo hará sentir mejor y tener más energía mientras lo hace.

Fuente: Priscila Carrera

Virtono

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.