Despega con éxito el megacohete Starship, pero explota a los pocos minutos de vuelo

El prototipo de nave espacial de SpaceX realizó un segundo intento de vuelo orbital, logrando despegar con éxito, pero terminando en una explosión sobre el Golfo de México pocos minutos después.

Despega con éxito el megacohete Starship, pero explota a los pocos minutos de vuelo

El megacohete Starship de SpaceX despegó con éxito este viernes desde las instalaciones de la empresa en Boca Chica, Texas, en lo que constituía su segundo intento de realizar un vuelo orbital completo. Sin embargo, al igual que en el primer intento en diciembre del 2021, la nave explotó unos minutos después del despegue, cayendo en picada sobre el Golfo de México.

El despegue se realizó a las 9:11 am hora local desde la plataforma de lanzamiento de SpaceX en Boca Chica. El cohete de 50 metros de altura, impulsado por 33 motores Raptor, ascendió sin problemas hacia el cielo, alejándose de la costa de Texas.

Según informó la empresa, el cohete alcanzó una altitud de unos 10 km antes de que la transmisión en vivo del vuelo se interrumpiera repentinamente. Poco después, se reportaron explosiones y restos cayendo sobre la zona del Golfo de México donde estaba proyectada la trayectoria de vuelo.

“Parece que perdimos el enlace de telemetría del vehículo poco después del despegue, lo cual indica que la nave se destruyó en el aire como sucedió en el vuelo anterior”, declaró un portavoz de SpaceX. “Los equipos están analizando los datos para determinar las causas”.

Este nuevo traspié supone un revés importante para los ambiciosos planes de SpaceX y su CEO Elon Musk de desarrollar una nave capaz de transportar tripulaciones y carga a la Luna, Marte y más allá.

La compañía pretende que Starship sea totalmente reutilizable, permitiendo reducir drásticamente los costos de acceso al espacio. Musk ha declarado que su objetivo es establecer una ciudad autosostenible en Marte en la próxima década.

No obstante, el desarrollo del cohete más grande jamás construido no está resultando sencillo. Desde 2019 la empresa ha realizado varias pruebas de despegue y aterrizaje con prototipos menos avanzados, logrando aterrizar con éxito en 2021. Pero ambos intentos de vuelo orbital han terminado en accidentes.

“Evidentemente aún queda trabajo por delante para que Starship pueda volar de forma segura”, declaró un experto del sector aeroespacial consultado por este medio. “Pero SpaceX eventualmente resolverá estos problemas. Su enfoque iterativo les permite probar, fallar y aprender rápidamente”.

La nave accidentada correspondía al prototipo Serial Number 9 (SN9) de Starship, una versión anterior ya retirada. El vuelo orbital estaba pensado para probar los sistemas y procedimientos que se utilizarán en la versión más avanzada Starship 2023, que la empresa pretende tener lista el próximo año.

Entre las mejoras incorporadas en el diseño de 2023 se incluyen un sistema de control de vuelo más avanzado, mayor protección térmica para reentrada a alta velocidad, más capacidad de carga y la incorporación de alojamientos para tripulantes.

SpaceX ya tiene en construcción varios prototipos de la versión 2023 en sus instalaciones de Boca Chica. Se espera que la compañía realice nuevos intentos de vuelo orbital en los próximos meses, antes de pasar a las fases de prueba con tripulación.

La Administración Federal de Aviación de EE.UU. debe still aprobar una licencia de lanzamiento orbital para que SpaceX pueda realizar vuelos tripulados de Starship. La compañía confía en obtener dicho permiso en 2024 si logra completar satisfactoriamente las pruebas no tripuladas.

A pesar de este nuevo traspiés, SpaceX ha demostrado una notable resiliencia para sobreponerse a los fracasos y seguir innovando. Gracias a su enfoque iterativo, la compañía ha logrado en sólo una década revolucionar la industria aeroespacial, reduciendo drásticamente los costos de lanzamiento con cohetes reutilizables.

Con Starship, SpaceX apunta a dar un salto cuántico en la exploración espacial al desarrollar lo que sería el vehículo de lanzamiento más grande y avanzado de la historia. Elon Musk confía en que los próximos prototipos demostrarán la viabilidad de su visión.

Mientras tanto, la compañía sigue adelante con sus ambiciosos planes en otros frentes, incluyendo el despliegue de su red de satélites Starlink para proveer internet de alta velocidad global y el desarrollo del lander lunar para el programa Artmis de la NASA que llevará nuevamente humanos a la Luna.

Fuente: prensa.ec

Virtono

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.