¿Cómo interpretar la etiqueta de alimentos y snacks de tu mascota?

En la búsqueda de la mejor alimentación para sus queridas mascotas, los propietarios a menudo acuden a las etiquetas de los empaques de alimentos y snacks para tener una guía, sin embargo, muchas veces puede ser desconcertante por la variedad de información que contienen.

¿Cómo interpretar la etiqueta de alimentos y snacks de tu mascota?

Con el objetivo de ayudar a los petlovers a elegir de manera informada, Martín Pazmiño, médico veterinario de Carnitas de Mimma, aclara que las etiquetas de comida para mascotas y las de snacks presentan diferencias notables. “Mientras que las etiquetas de comida detallan la cantidad de vitaminas y minerales que aporta, las de snacks se centran en la cantidad de nutrientes esenciales y la dosis diaria recomendada. Por lo tanto, las etiquetas de comida son más completas y adecuadas cuando se busca una nutrición equilibrada”. Lo más importante, sin embargo, es conocer cómo interpretar cada una, de acuerdo con lo que se necesite, alimentar o mimar al peludo.

Sobre la información disponible en las etiquetas de comida y snacks:

  • Cantidad de nutrientes: Todas las etiquetas deben proporcionar información sobre la cantidad de nutrientes que aporta el producto, incluyendo proteína, grasas, carbohidratos, fibra y agua. Esta información es esencial para adaptar la dieta a las necesidades específicas de la mascota.
  • Dosis diaria recomendada: Las etiquetas indican la cantidad diaria recomendada del producto. Cumplir con estas recomendaciones es crucial para evitar excesos o deficiencias en la dieta de la mascota.
  • Lista de Ingredientes: Los ingredientes se enumeran de mayor a menor concentración. Es importante elegir productos cuyos primeros ingredientes sean fuentes de proteína de calidad en lugar de harinas o saborizantes.
  • Segmento de edad: Asegurarse de que el producto sea adecuado para la etapa de vida de la mascota, ya sea cachorro o adulto, dado que las necesidades nutricionales varían según la edad.
  • Evitar ingredientes nocivos: Conocer qué ingredientes son perjudiciales para las mascotas y evitar su consumo. Por ejemplo, algunos aditivos, saborizantes y colorantes artificiales pueden ser dañinos, por ello es importante investigar antes.

Información adicional para considerar:

  • Conocimiento de nutrientes: Los propietarios deben entender los nutrientes esenciales que necesita su mascota, como proteína, grasas, carbohidratos, fibra y agua, para evaluar adecuadamente el aporte nutricional del producto.
  • Consultar con un veterinario: Si se tienen dudas sobre la etiqueta o los productos, es recomendable consultar a un veterinario. Ellos pueden brindar orientación personalizada basada en las necesidades específicas de la mascota.
  • Seleccionar etiquetas informativas: Algunas marcas, como Mimma, han innovado al presentar etiquetas que siguen un formato similar al de los productos para humanos. Esto proporciona a los consumidores información más completa y transparente.

Consideraciones importantes:

  • Uno de los aspectos menos comprendidos es que los ingredientes se enumeran de mayor a menor concentración. Esto es crucial para identificar la calidad del producto. Por ejemplo, si el primer ingrediente es carne, es probable que el producto contenga una cantidad significativa de carne real, mientras que, si es harina o saborizantes, la calidad puede ser cuestionable.
  • Los propietarios deben conocer previamente qué alimentos son seguros para sus mascotas, lo que les permitirá identificar ingredientes potencialmente nocivos al leer las etiquetas.
  • Además, es esencial priorizar productos que carezcan de saborizantes o colorantes artificiales, subproductos o materias primas de origen vegetal.

Fuente: Diana Sánchez / TAKTIKEE

Virtono

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.