Asesinos de la luna: una historia de crimen, poder y amor

Si algo hay en ‘Los Asesinos de la Luna’, la más reciente película del director Martin Scorsese, es calidad por donde se la mire. Una propuesta que, si bien está destinada a disputar los más importantes premios cinematográficos y convertirse en un clásico del género western, llamará a la reflexión sobre problemas que las sociedades actuales no han superado aún: el racismo y la corrupción amparada por las estructuras estatales. Su estreno a nivel nacional será el 19 de octubre.

Asesinos de la luna: una historia de crimen, poder y amor

Basada en los hechos reales que se revelan en la novela ‘Los asesinos de la luna de las flores’, del escritor David Grann, el filme trasciende la narrativa policiaca y sin dejar de lado el suspenso, cuenta la masacre sistemática de la que fue objeto la Nación Osage, pueblo originario de los Estados Unidos que se volvió rico al encontrarse su territorio en una zona llena de petróleo. El Gobierno calificó de “incompetente” al pueblo Osage para manejar esos recursos e instituyó un sistema con administradores blancos, quienes desarrollaron un esquema de soborno y engaño.

Ambientada entre los años 1921 a 1925, en el ocaso del viejo oeste, Scorsese relata de forma magistral la historia de los asesinatos a través de la relación sentimental entre Ernest Burkhart y Mollie Kyle, una traición amorosa cargada de crímenes, dramatismo y codicia indescriptible. El idilio entre Ernest y Mollie revela como la riqueza de los nativos atrajo a intrusos blancos, quienes manipularon, extorsionaron y saquearon a los Osage, antes de incurrir en los homicidios. La trama describe también el surgimiento del ahora “célebre” Federal Bureau of Investigation (FBI).

Tan ambiciosa producción encontró los intérpretes ideales en el talento del eximio Leonardo DiCaprio, que encarna al despiadado Ernest Burkhart; la carismática Lily Gladstone, en la piel de Mollie Kyle, y el soberbio Robert De Niro, que sigue las líneas del maquiavélico ganadero William Hale. Otras estrellas a mencionar son Jesse Plemons, en el papel del oficial Tom White, y Brendan Fraser, en la figura del político y minero W.S. Hamilton.

“Todo se basa en la confianza y el amor, y vemos que eso se ve comprometido y traicionado. ¿Y cuál es el factor motivador? Siempre queriendo más: más tierra, más dinero. Me atrae este tema por alguna razón. Puede que se remonta a las raíces de mi cultura, de donde vengo”, dice Martin Scorsese acerca del libreto que podría llevarlo a su segundo Óscar, luego de que ganara el primero en 2007 por su trabajo en ‘The Departed’.

‘Los Asesinos de la Luna’ es una producción de Paramount y requirió una inversión de USD 200 millones. Los derechos de distribución internacional se vendieron a Apple.

Curiosidades

– Para la realización del largometraje se construyó una estación de tren con 1.200 pies de vía férrea y se usó una locomotora de verdad.

– La comunidad Grey Horse Osage organizó una cena para el equipo de producción de la cinta. En ella estuvieron más de 100 miembros tribales, muchos de ellos hablaron sobre familiares asesinados durante el “Reino del Terror”.

– La actriz Lily Gladstone creció en la reserva Blackfeet en el noroeste de Montana y perteneces a las naciones tribales Blackfeet y Nez Perce.

Obra maestra

Las apreciaciones de la crítica especializada son favorables:

“Fascinante (…) Una narración extensa y densamente trazada que exige mucha atención. Pero el tiempo invertido de 3 horas y media está completamente justificado en una tragedia creciente que nunca flojea”, menciona David Rooney de The Hollywood Reporter.

“La obra maestra de Scorsese le da DiCaprio su mejor papel hasta la fecha. Scorsese se ha superado a sí mismo con este extravagante western”, opina Robbie Collin de Telegraph.

“DiCaptrio y De Niro están brillantes, pero es la relativamente desconocida Lily Gladstone quien está realmente extraordinaria. Ella es el centro de gravedad de la película”, considera Clarisse Loughrey de The Independent.

La realización de esta película tomó más de cinco años, comenzó en 2017 y es una de las más esperadas por los cinéfilos. El público ecuatoriano podrá deleitarse con este estreno en la cadena de cines más grande del país, Supercines, que además con salas IMAX LASER, lo último el tecnología cinematográfica.

Fuente: Gabriela Bautista

Virtono

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *