Proceso beneficiario de Teatro del Barrio impartió talleres con valores culturales y sociales en Pichincha

El proceso Teatro y Memoria, beneficiario de Teatro del Barrio, culminó su labor comunitaria en la parroquia Comité del Pueblo en Quito con una ceremonia que puso en escena lo desarrollado en los talleres artísticos y sociales, al que se dieron cita las y los participantes de este proyecto, sus familias, organizaciones sociales, artistas y ciudadanía en general.

Reciba las PORTADAS de los principales y más influyentes diarios del Ecuador y el mundo, en su dispositivo móvil, todos los días, desde muy temprano
Grupo WA Canal TG
www.prensa.ec

Su trabajo se enfocó en sectores de la sociedad que históricamente han sido marginados de los proyectos artísticos y culturales, con el que beneficiaron a 25 familias.

Teatro del Barrio es el proyecto emblemático del Gobierno Nacional, liderado por el Ministerio de Cultura y Patrimonio, que fortalece proyectos artísticos y culturales con arraigo comunitario, a través de incentivos económicos no reembolsables que entrega el Instituto de Fomento a la Creatividad y la Innovación, con el fin de generar reactivación económica, inversión, co-participación y puesta en valor de los saberes de cada territorio.

Teatro y Memoria surge hace más de 3 años bajo la iniciativa de artistas de calle de Ecuador y Argentina, cuyo principal objetivo fue la introducción de lenguajes artísticos en espacios públicos y no convencionales. Su primera experiencia se denominó ‘‘La soga al cuello’’, fue una serie de intervenciones al aire libre en los cantones de Rumiñahui y Quito. Esto les permitió articular el proyecto con la organización de vecinos del Barrio San Fernando y la Fundación Hogar y Vida Dama Voluntarias del Comité del Pueblo, con quienes desarrollaron talleres artísticos que reflexionan sobre la importancia del cuidado de la naturaleza, el respeto a sus ciclos y la fuerza de sus elementos, todo ello con el fin de potenciar habilidades artísticas y sociales que reconocen el valor de la memoria ancestral.

Bryan Guamba, responsable del proceso Teatro y Memoria, considera que el arte es una herramienta de transformación social. ‘‘Lo que nosotros queremos es que se genere una conciencia de nuestras raíces, de nuestra memoria, de nuestro pasado. Hoy en día nos hacemos responsables del trabajo comunitario, a través del conocimiento ancestral y el teatro’’, expresó.

Para María de Lourdes Salazar, adulta mayor que participó en los talleres, dice sentirse maravillada con este tipo de actividades, en las que compartió anécdotas, danza, teatro, risas y alegría.

El público beneficiario de este proceso comunitario son niñas, niños, jóvenes, adultos y adultos mayores que requieren acompañamiento de estudio y que no cuentan con recursos para acceder a proyectos culturales. Sus fundadores señalan que los fondos de esta línea de fomento les permitió invertir en infraestructura cultural, vestuario, honorarios, transporte a los festivales a los  que han sido invitados y muchos beneficios más que fueron posibles gracias a Teatro del Barrio.

El objetivo final es que Teatro y Memoria pueda afianzarse de manera autosustentable para su funcionamiento, que se articule con la comunidad de manera independiente, comentan.

Los artistas y gestores culturales pueden postular su proceso comunitario en línea, de acuerdo a las bases establecidas para esta línea de fomento. Los detalles en el siguiente botón.

Fuente: Ministerio de Cultura y Patrimonio

onestream

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *