El “reinado” del USB-C será un estándar en el futuro próximo

Ya es un hecho. Prontamente el USB-C entrará en vigencia como el formato único para todo cargador electrónico que entre al mercado, al menos en la Unión Europea. La ley del Viejo Continente también establece un plazo de 2 años para implementar el cambio en equipos existentes.

Reciba las PORTADAS de los principales y más influyentes diarios del Ecuador y el mundo, en su dispositivo móvil, todos los días, desde muy temprano
Grupo WA Canal TG
www.prensa.ec

El gran objetivo es simplificar la vida de los consumidores con un solo cargador y, al mismo tiempo, reducir el desperdicio electrónico, que viene siendo un gran problema desde hace años en el mundo entero.

“Se trata de un cambio esperado desde hace tiempo tanto por la industria como por los consumidores. Por un lado, se estandariza el formato de fabricación para las diferentes marcas del rubro, mientras que, por otro lado, los consumidores no necesitarán tener un tipo de cargador diferente para cada dispositivo. Al mismo tiempo, también se beneficia el medio ambiente al reducirse considerablemente el desperdicio electrónico que año a año se acumula”, señala César Sánchez, Country Manager de Kingston para Ecuador.

Es importante saber diferenciar los tipos de conectores, así como tener claro que existe una distinción entre “conector” y “cargador”, ya que el primero es para el traspaso de datos, mientras el segundo es para suministrar energía al dispositivo.

¿Qué es el USB C?

El USB-C nació del USB Implementers Forum, grupo formado por las empresas más reconocidas del mundo en la industria de la tecnología. Su principal objetivo fue combatir el problema de los cables muertos que llenan los vertederos y crear un conector estándar. El resultado fue el USB-C: Fácil de usar, simétrico y reversible. Es lo suficientemente pequeño como para caber en los dispositivos móviles de cada vez más más reducidas dimensiones, pero con suficiente potencia para todos los periféricos de un computador portátil.

En términos técnicos, el USB-C es compatible con los últimos protocolos de comunicación USB 3.2 y es más rápido y potente que la mayoría de los USB estándar. El USB-C puede proporcionar hasta 100W de potencia a los dispositivos y puede transferir datos de hasta 20Gbps. Además, puede ofrecer una resolución de video Ultra-HD 4K y también transmitir audio. Esto significa que puede recargar productos de tamaño completo y transferir datos hasta 20 veces más rápido que USB 2.03, mientras disfruta de una experiencia Ultra-HD 4K[1].

Tipos de USB

Igualmente existen otros tipos de USB. Por ejemplo, el USB 3.1 Gen 1 y USB 3.1 Gen 2, cuya diferencia reside netamente en su velocidad. El USB 3.1 Gen 1 admite velocidades de hasta 5 Gbit/seg, mientras que el USB 3.1 Gen 2 admite velocidades de hasta 10Gbps. En 2017 hizo su aparición el USB 3.2. Por su parte, el USB-C admite velocidades de transferencia de datos más altas y puede cargar otros dispositivos periféricos más rápido, por lo que se ha convertido naturalmente en el conector USB principal al utilizar USB 3.2 Gen 2[2].

“Tenemos una gran diversidad de dispositivos USB Data Traveler con diferentes características que hacen posible transferir rápidamente todo tipo de datos, desde documentos y presentaciones, hasta música, fotos y mucho más. Confiamos que ésta esperada estandarización pueda verse dentro de los próximos años en nuestra región, ya que todos ganan, tanto industria, como consumidores y el medio ambiente”, concluye Sánchez.

Fuente: Katherine Carrillo

onestream

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *