Se secan los embalses del oeste de los Estados Unidos

Dos de los mayores embalses de Estados Unidos han alcanzado un nivel de agua tan bajo que su corriente no puede circular río abajo y alimentar las centrales hidroeléctricas, advirtió hoy el Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente

 

Las presas de los lagos Mead y Powell, en lado oeste del país, proporcionan agua y electricidad a millones de personas y han alcanzado este escaso nivel hídrico como consecuencia de la crisis climática y del consumo excesivo de agua, según apuntan los expertos en esta materia.

Reciba las PORTADAS de los principales y más influyentes diarios del Ecuador y el mundo, en su dispositivo móvil, todos los días, desde muy temprano
Grupo WA Canal TG
www.prensa.ec

Aparte de electricidad, ambos embalses proporcionan agua de riego para la agricultura. Los expertos advierten que, a medida que se agrave la crisis, habrá que introducir cortes de agua, pero indican que esta medida podría no ser suficiente.

La situación que se vive en torno a la cuenca del río Colorado es tan seca “desde hace más de 20 años que ya no se habla de sequía”, afirma una experta del Programa que explica que califican a esta nueva condición como “aridificación”

La sequía es también uno de los varios factores que influyen en la degradación de la tierra, ya que entre el 20% y el 40% de la tierra del mundo está clasificada como degradada, lo que afecta a la mitad de la población mundial y repercute en las tierras de cultivo, las tierras áridas, los humedales, los bosques y los pastizales.

Fuente: Noticias ONU/Elizabeth Scaffidi – El lago Powell se creó en 1964 con la construcción de la presa de Glen Canyon en Arizona (Estados Unidos).

Leave a Reply

Your email address will not be published.