Se impulsa la creación de huertos orgánicos familiares

La Secretaría de Salud, a través de la Dirección de Prevención, Promoción y Vigilancia de la Salud con su componente de Nutrición, impulsa la creación de huertos orgánicos familiares como un mecanismo para fortalecer la Seguridad Alimentaria en los hogares de Quito.

 


Con el objetivo de educar a la población en relación a los beneficios de la implementación de huertos sostenibles, que representan múltiples beneficios para la familia y la comunidad, el equipo de nutricionistas elaboró, para el mes de junio, un plan para promover huertos orgánicos en los hogares como parte del paquete de Seguridad Alimentaria.

Hasta la fecha, se han implementado 23 huertos orgánicos familiares en hogares de niñas y niños menores de 5 años y mujeres gestantes identificadas por el Equipo de Salud Comunitaria (ESC) con malnutrición. Para ello, se tiene planificado que los equipos de nutricionistas realicen visitas mensuales para seguimiento permanente tanto del estado nutricional de la familia como para la asistencia en la implementación del huerto.

La malnutrición en las familias es un fenómeno multicausal y debe ser combatido desde distintos frente; el más importante, la Seguridad Alimentaria que abarca varias dimensiones como la disponibilidad de alimentos, acceso a los alimentos, estabilidad y utilización biológica de los alimentos.

Para ello, es necesario que las familias, con riesgo, puedan contar con los cuatro pilares de la Seguridad Alimentaria y, la provisión de huertos sumado a la educación para la conservación y desarrollo del mismo, permite que las familias poco a poco alcancen éste fin.

Con los huertos orgánicos familiares se logra producir alimentos de calidad y buen sabor, se recicla los desperdicios de alimentos para producir tierras fértiles, se ahorra dinero en compras de alimentos, se cultiva con calidad e inocuidad y se fortalece la integración familiar. Además, cultivar hortalizas estimula y garantiza un mayor consumo de vegetales en todos los grupos etarios de la familia y promueve, no solo una buena alimentación, sino una mejor salud mental.

La Secretaría de Salud tiene previsto la construcción de un invernadero en la Casa de Bienestar y Vida ‘Una Salud’, a fin de tener una producción de frutas y hortalizas variadas, lo que permitirá tener una tierra bien nutrida para que, en coordinación con los ESC, la comunidad pueda trabajar, participar y apersonarse en las distintas actividades que este espacio ofrece.

Fuente: Quito Informa

Leave a Reply

Your email address will not be published.