La emergencia sanitaria mundial por causa del Covid-19 impactó directamente en el desempeño económico de los países de la región y el mundo, afectando el normal funcionamiento de establecimientos productivos y comerciales. En cuanto a la variable empleo, se estima que se perdieron 532.359 empleos (marzo-diciembre 2020). Por actividad económica, las industrias más afectadas fueron: alojamiento y servicios de comida, comercio, construcción, transporte y almacenamiento, y agricultura, ganadería, caza y silvicultura.

Según los datos del Banco Central de Ecuador (BCE) el país sufrió una caída de -7,8% del PIB, la peor recaída en la historia económica del país. Frente a esta crisis, los ecuatorianos gente trabajadora, creativa y honesta buscó la manera de salir adelante con dinámicas sociales y laborales distintas, inclusive aventurándose en el emprendimiento. En estos nuevos horizontes de oportunidades de desarrollo y crecimiento vieron en el delivery, una forma de mantener ingresos económicos y sustentar sus hogares.
Repartidores

Rappi la aplicación multivertical y latinoamericana llegó a Ecuador en 2019, inició sus operaciones con 350 repartidores registrados; su crecimiento ha sido exponencial: hacia marzo de 2020 contaba con 1.500, para mediados del mismo año alcanzó 3.300, y para 2021 son más de 3.500 entre las ciudades de Quito, Guayaquil, Cuenca, Manta, Salinas y Ambato.

“Los repartidores son un aliado estratégico para el delivery, desde la plataforma los escuchamos, entendemos sus necesidades y acoplamos nuestras soluciones para que sean óptimas en cada proceso”, comentó Alejandro Freund, gerente general de Rappi Ecuador.

Compromisos y garantías

Los repartidores son personas que proveen servicios de manera independiente, se conectan a la app organizando su tiempo y con la libertad necesaria. En ese sentido, las plataformas son una alternativa concreta y efectiva para generar oportunidades de ingreso extra, acomodándose a las preferencias y circunstancias particulares de manera sumamente práctica y eficiente.

Con el fin de que los repartidores cuenten con espacios aptos para responder a sus inquietudes, Rappi diseñó canales de atención que siempre están disponibles como, por ejemplo:

● Grupos focales mensuales cuyo objetivo es recibir permanente retroalimentación y atender las dudas que puedan tener frente al funcionamiento de la plataforma y demás aspectos relacionados, en los que han participado más de 1.000 repartidores desde octubre de 2019
● Chats en vivo
● Blog “Soy Rappi” con artículos y videos explicativos sobre el funcionamiento de la app
● Centros de atención al rappitendero que complementan el sistema de atención disponible para repartidores habilitados en la aplicación.
● Seguro de accidentes personales

Testimonio

“Meses atrás sufrí un accidente durante mi jornada como repartidora, un vehículo chocó mi moto y huyó. A pesar del mal momento que viví, pude acceder a un seguro de accidentes exclusivo para rappitenderos, el cual cubrió todos los gastos para reparar mi moto y cubrir mis gastos médicos. Estoy agradecida con Rappi porque si no fuera por esta aplicación no pudiera cuidar como se debe a mi hija y ella siempre será mi prioridad”, contó Anna Priscilla Sgaraglino, repartidora de 32 años.

A 2021 la proyección de crecimiento económico del país, según el BCE, es del 3% y en esta tarea, Rappi se convierte en un eje importante en la reactivación de los ecuatorianos, siendo ahora más que nunca una fuente extra de ingresos.

Fuente: María José Cruz / Atrevia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *