La Coordinación General de Información Nacional Agropecuaria (CGINA) del MAG, a través de la Dirección de Generación de Geoinformación Agropecuaria (DGGA), trabaja en la conformación de Mesas Técnicas Agroclimáticas (MTA) a nivel nacional y provincial, con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En este contexto, especialistas de la DGGA y representantes de FAO se reunieron con actores de diversas instituciones de educación superior de la provincia de Manabí, con la finalidad de que se expongan sus iniciativas de investigación relacionadas al manejo de datos agroclimáticos y sus posibles contribuciones para el desarrollo de productos y servicios de información agroclimática.

La DGGA hizo un recuento de lo trabajado con FAO y el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (INAMHI), exponiendo el objetivo, alcance, actores y modelo de gestión propuesta para las MTA. Adicionalmente, se expuso el Sistema de Vigilancia de Sequía Agrícola (ASIS), implementado por las tres instituciones, a través del cual se permitirá el monitoreo del estado de los cultivos, mediante el uso de imágenes satelitales y el análisis de índices del estado de la vegetación y temperatura, para así generar alertas para el sector.

Los representantes de la academia informaron las diversas investigaciones realizadas sobre la dinámica climática en el sector del agro, a través de las cuales podrán aportar de manera oportuna en la iniciativa de generar Mesas Técnicas Agroclimáticas, en las cuales se origine y proporcione información agroclimática en diferentes formatos para la toma de decisiones.

En este proceso de discusión, se confirmó con las instituciones de educación superior asistentes, su capacidad e interés de vincularse con la iniciativa en el ámbito técnico-científico de la agrometeorología, precisamente en: identificar y proporcionar información; proponer métodos para el análisis y síntesis de información, a nivel nacional y local; desarrollar modelos de análisis y datos; y generar un boletín agroclimático.

Finalmente, los participantes coincidieron en la necesidad de dar seguimiento a la propuesta y a las acciones comprometidas.

Fuente: MAG

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *