El Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) lideró este miércoles, 18 de noviembre, el desarrollo de la Mesa Técnica Cantonal que se realizó en Guayaquil como parte de la estrategia Misión Ternura, instancia del Gobierno Nacional que permite la articulación de acciones intersectoriales para garantizar la atención integral de niños, niñas menores de 5 años de edad, así como de mujeres gestantes en condición de pobreza y vulnerabilidad.

El coordinador zonal 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón) del MIES, Luis Cedeño, señaló que entre varios logros destacan el compromiso por parte del Ministerio de Saludo Pública para continuar con los controles de peso, talla y hemoglobina a niños y niñas que reciben atención en los Centros de Desarrollo Infantil (CDI) y la modalidad de atención domiciliar Creciendo con Nuestros Hijos (CNH).

La autoridad del MIES también mencionó que el Registro Civil asumió la responsabilidad de cedular a más de 7.500 infantes de los mismos servicios CDI y CNH, el Ministerio de Gobierno garantizará la seguridad de los equipos territoriales con servidores policiales, mientras que el Ministerio de Educación lo hará permitiendo que 6.500 niños y niñas accedan al sistema educativo.

Misión Ternura está concebida como una movilización nacional por el buen comienzo en la vida de las niñas, niños y mujeres gestantes, mediante el cuidado y atención integral en nutrición y salud, así como experiencias lúdicas que estimulen su aprendizaje y la creación de entornos seguros y protectores, para el fortalecimiento de capacidades de las familias y personas cuidadoras.

Esta estrategia intersectorial trabaja con las familias y la comunidad y se articula en las Mesas Técnicas Intersectoriales Cantonales con las diferentes instituciones de Estado y la participación de gobiernos autónomos descentralizados, consejos y juntas cantonales de protección de derechos, entre otros, para garantizar acciones intersectoriales que combatan la desnutrición crónica infantil.

La intervención con Misión Ternura promueve también la lactancia materna exclusiva desde el nacimiento y durante los seis primeros meses de vida del infante como un alimento fundamental para su adecuado desarrollo, pues fortalece el sistema inmunológico del niño, previene anemia y además fortalece el vínculo afectivo madre e hijo.

Fuente: MIES

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *