Coordinadora socializa plan de retorno en el sector rural

Nacionales

“Los niños están aburridos en la casa y extrañan la escuela”, comentó Augusto Macas, presidente de los padres de familia de la escuela Sergio Bravo Paz, sector Chunchi, parroquia Salatí, cantón Portovelo de la provincia de El Oro.

Augusto participó de la reunión con Magda Salazar González, coordinadora de Educación Zona 7, en la que explicó detalles del plan de retorno progresivo y voluntario a las clases presenciales en el sector rural.

Las 14 madres y padres de familia presentes coincidieron en la necesidad de activar un plan que les permita a sus hijos tener un contacto más cercano con la profesora Karen Velásquez, porque actualmente reciben fichas de autoaprendizaje debido a la falta de cobertura de internet.

Magda Salazar explicó detalladamente los componentes del plan. Deben ser escuelas rurales de hasta 35 estudiantes, con los servicios básicos y sobre todo tener la aprobación de la comunidad, “no es obligatorio. Sí los padres no quieren, entonces se continuará con el aprendizaje en casa”, enfatizó.

En Chunchi hubo respaldo masivo a la propuesta; ahora la maestra y los padres trabajarán en un plan que debe incluir los grupos y los días que deben asistir los estudiantes a las aulas. La Coordinadora aclaró que el retorno no implica que acudan todos los días a clases.

El siguiente paso es presentar el plan que incluya las firmas de respaldo de los padres al COE cantonal y posteriormente al COE nacional para su aprobación definitiva, por eso, la Coordinadora también dialogó con la vicealcaldesa de Portovelo, Paulina Morales y el alcalde de Zaruma, Jhansy López, para explicarles la iniciativa del Ministerio de Educación.

En la escuela 27 de Abril, sitio Puente Ambocas, se vive una situación similar. “Los docentes llegan con las fichas a la casa, pero no es lo mismo. Mis hijas me preguntan cómo hacer ciertas tareas, pero les respondo que no sé, por eso estoy de acuerdo con el regreso a clases siempre y cuando se cumplan las medidas de seguridad”, manifestó Luis Alberto Pinchopá, padres de familia.

Vladimir Morocho, presidente del GAD Salatí, considera que el plan retorno es una oportunidad para los niños “porque viven en sectores muy remotos donde la conectividad es prácticamente nula”.

Efraín Ordóñez, director del Distrito Atahualpa – Portovelo – Zaruma Educación, enfatizó que, “al final del día son ustedes (padres y madres) quienes deciden si retornamos o no a las clases presenciales”. Richard Lapo, padre de familia de la escuela 27 de Abril, apuesta por el regreso, pero con las medidas seguridad”.

Fuente: Ministerio de Educación

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *